lunes, 17 de noviembre de 2008

THE SPONGETONES

¡¡¡¡ BEAT MUSIC !!!!


Actualmente debe ser complicado para un grupo pretender continuar con la tradición del mejor pop que se hizo en los 60 y evitar posibles suspicacias en torno a la originalidad de sus composiciones. El impacto de los Beatles es tal, que cualquier grabación posterior a ellos será siempre objeto de comparación con el mágico cuarteto de Liverpool, para muchos, el mejor grupo POP de la historia.

Los Spongetones no son una excepción, pero lo que les diferencia con respecto a la abundante cantera de bandas de POWER POP aparecidas desde los 70, es su capacidad para hacer suyo el legado dejado por un puñado de grandes bandas de aquella década dorada (Hollies, Searchers, Kinks, Beatles, Honeybus, Zombies, etc), desarrollar un sonido propio y ofrecerse al mundo entero como ejemplo de lo que debe hacer una banda de POWERPOP. Muchos lo han intentado con mayor o menor fortuna (Gants, Emmitt Rhodes, Bandinger, Twightlights, Believers, etc) pero Hoover y compañía lo han bordado.


Sus discos están repletos de brillantes composiciones con pegadizas melodías e impecables armonías vocales; temas con deliciosos arreglos que nos recuerdan una y otra vez los cimientos donde reposa la esencia de la música de estos chicos de Charlotte, North Carolina, pero sin sucumbir a la burda copia. En definitiva, en cada entrega nos ofrecen perfectas cápsulas pop concentradas en apenas dos o tres minutos que más de uno desearía haber compuesto (Macca incluido). Los Spongetones no son un grupo tributo, tan solo exprimen lo mejor del beat británico y del pop americano de los 60. Se recrean con el género y añaden una gran dosis de talento, fuerza y frescura. La mezcla perfecta.

PAT, STEVE, ROB & JAMIE

Charlotte (Carolina del Norte) ve nacer en 1978 a una banda llamada The Spongetones, formada por varios veteranos de la escena 60´s local: Pat Walters (guitarra y voces), Steve Stoeckel (bajo y voces) y Rob Thorne (batería). Sin duda, para todos aquellos fans del garaje americano de los 60 les resultará sorprendente descubrir que Walters formó parte de los Paragons, un pequeño combo de Carolina del Norte que ha pasado a la historia por su tema “Abba”, uno de los mejores temas de garaje-folk que se recuerdan ( más tarde los Cynics la incluirían en su segundo lp).


Desde un principio estos chicos desean recuperar una música con la que crecieron y aprendieron a tocar y deciden formar una banda que interprete canciones de aquellos grupos que pertenecían a aquella famosa Invasión Británica (Beatles, Searchers, Hollies, etc). Y aunque aparecen por primera vez a finales de los 70, se les puede considerar un grupo que crece en los difíciles años 80. El resultado será una banda que hace merseybeat con una actitud propia de los grupos de su época (la Nueva Ola). Pero lo importante es que el invento funciona como se constata en las primeras actuaciones donde los Spongetones obtienen una gran respuesta por parte de un público poco acostumbrado a escuchar música beat en directo.


Un año después la formación clásica se completa con el productor e ingeniero de sonido Jamie Hoover (guitarra y voces). La llegada de Hoover es fundamental para la banda porque su influencia es vital para convertirse en algo más que un grupo de versiones. Él les anima a componer sus propios temas, dando lugar a la grabación de su primer trabajo. Así, llega el primer single de los Spongetones de la mano del sello Gear, editado en 1980 y producido por Hoover y Mark Williams.


BEAT MUSIC Y OTRAS DELICIAS:


7” 45 rpm: BETTER TAKE IT EASY / YOU´RE THE ONE (1980, Gear - 007104X)

Los Spongetones sacan su primer disco para Gear records en 1980. Está coproducido por Hoover y grabado en los estudios Lamon Sound de Charlotte.

En este maravilloso 7” encontramos dos temas originales de la banda compuestos por Pat walters . Los tíos no se cortan y toman de aquí y allá arreglos con los que consiguen su deseo de recuperar el sonido Liverpool de principios de los 60. El resultado está lejos de parecer una copia barata y se esmeran en ofrecernos dos de sus mejores temas. Sin duda uno de los comienzos más memorables que se recuerdan y todo ello envuelto en una preciosa portada, dando lugar a un disco muy coleccionable, como casi toda su discografía.


12” LP: BEAT MUSIC (1982, Ripete - 392152)

Con el cambio de sello discográfico (ahora están en Ripete records), en 1982 los chicos se animan y nos ofrecen su primer larga duración BEAT MUSIC, para muchos su mejor trabajo. Es un tremendo disco de principio a fin, una fiesta para todos los que amamos la música de los años 60 y muy especialmente todo el beat británico que se hacía en aquella época. Me resulta difícil destacar un solo tema: el impactante comienzo con “Here I go Again”, “You better take it easy” (aparecido en el primer single), “Cool Hearted girl“, “she goes out with everybody”… los coros son los correctos, las guitarras suenan como esperas que suenen. Parece un disco repleto de grabaciones perdidas de los FAB FOUR. Composiciones que rivalizan en calidad con lo que nos ofrecieron los Beatles en los primeros años 60. Para mí, se trata de uno de los mejores discos grabados en los 80. Sin un tema de relleno, una obra maestra.

De este maravilloso lp se extrae un nuevo single: She goes out with everybody / Here I go again (1982, Ripete - 119).

12” EP: TORN APART (1984, Ripete – 2154)

Con Beat Music el grupo obtiene cierta repercusión local lo que les lleva a grabar su siguiente trabajo TORN APART. Se trata de un EP de seis canciones que sigue la senda tomada con Beat Music . Los Spongetones vuelven a poner el listón alto. Si en su primer trabajo el peso de las composiciones recaía sobre todo en Pat Walters, en este EP en formato 12” se reparten el trabajo entre todos. Hoover nos ofrece la lenta “Lana-Nana” y “Shock Therapy”, un tema muy New Wave. Walters contribuye con dos joyas con tufillo merseybeat “Have you ever been torn apart”, que tiene el privilegio de comenzar con fuerza y de manera brillante este disco y otro de sus clásicos “Now you´re gone”. Soeckel por su parte no se queda atrás y aporta su grano de arena con “(My Girl) Mary-Anne”, puro power pop de alto octanaje. Este último tema aparecería junto a “Shock Therapy” como tercer single de los Spongetones ( My Girl Mary-Anne / Shock Therapy – 1984, Ripete – R45160).

7" 45 rpm: NOW YOU´RE GONE / TORN APART (1985, MEGA - MRCS 2059)

12" LP: WHERE-EVER-LAND (1987, TRIAPORE - CD123077)

Sin resultar tan inspirados como en sus anteriores entregas, su segundo larga duración crece con el paso del tiempo y resulta más aventurado, arriesgado y supone una clara ruptura con lo grabado anteriormente. En él intentan desprenderse de la etiqueta de grupo revivalista. Este nuevo disco apareció en 1987 de la mano de Triapore, sello del propio grupo, que decide abandonar las seguras márgenes del río Mersey y aventurarse por territorios mas duros de la mano de Don Dixon como productor: Además con la partida de Stoeckel, Jamie se encarga del bajo. En “up in smoke” se dejan seducir por Jeff Beck, Jimmy Page y los Yardbirds con buenos resultados, “Tom” es suave y vagamente psicodelica, igual que la maravillosa “Anna” con un buen trabajo con las guitarras y unos preciosos coros que se me antojan mas californianos que liverpoodianos. Tambien hay temas al mas puro estilo SPONGETONE: “since you said” , “talk to the girl” (que me recuerda a los Gants) o la rockera “baby boomer”. A destacar “self suficient guy”, preciosa canción donde evocan al mismo Cliff Bennett (got to get you in my life), “Anna” y la sugerente “images” con solos al revés y un cierto aroma a "Revolver" sospechoso (ambos de Walters en solitario o compartiendo autoria con el señor Hoover ). A pesar de la floja impresión que dejó en su momento Where-ever-land (al menos para mi), sólo por este puñado de buenas canciones merece tu atención. El álbum se reeditó en 1998 con cinco temas extras (dos ineditos y tres acusticos).


viernes, 7 de noviembre de 2008

THE SPONGETONES






CD / 12" LP / CASETTE: OH YEAH! (1991, BLACK VINYL - BV 12064-2)

Efectivamente, sus dos primeros discos eran recreaciones casi perfectas del sonido Beatle de mediados de los 60, pero con el tiempo la música de los Spongetones adquiere madurez, sin encorsetarse en un estilo tan definido (aunque mantienen sus corazones siempre latiendo al ritmo de aquel pasado glorioso). Es a partir de esas primeras grabaciones cuando consiguen el respeto y la admiración de una legión de fans, que además aumentará con su cuarto larga duración: “Oh Yeah!”. Después de este disco no hay duda, si es que aún existía entre la afición: ellos representan lo mejor del Power Pop de estas últimas décadas.

SPONGETONES:_oh_yeah +_where-ever-land

Ante el peligro de encasillarles como un grupo revivalista, afrontaron su tercer trabajo “Where-everland” (ya con la baja de su bajista de siempre, Stoeckel) intentando desvincularse de esa etiqueta exclusivamente “beat”, ampliando su espectro de influencias y mostrándose como su disco más arriesgado y aventurado. CD que, aunque dejó un mal sabor de boca cuando se editó por primera vez, mejora con el paso del tiempo.

De todas formas con la llegada de los 90, el grupo da un nuevo giro (después de recorrer senderos más inciertos), cambiando nuevamente de sello discográfico y retomando el sonido de aquel “Torn Apart”, haciendo lo que mejor saben: POP. Nos ofrecen una colección de canciones soberbias, consiguiendo además dar forma a ese sonido fuertemente fundado en el beat británico de los 60, pero remozado, puesto al día y ejecutado brillantemente. “Oh yeah!” es junto a “Beat Music” y “Torn Apart”, la trilogía perfecta e indispensable para cualquier buen aficionado que quiera conocer a los Spongetones. Sin duda se encuentran entre lo mejor del género, independientemente de la década que sea.

Para su grabación en 1991, la banda firma con el sello Vinyl (capitaneado por los Shoes) hogar que les ofrecerá la posibilidad de grabar importantes discos (reeditan el indispensable “Beat and Torn”). Aquí regresan a esa fórmula mágica con la que tan buenos resultados obtuvieron: mersey beat pero esta vez la refinan y perfeccionan, con un resultado más pulido. Las composiciones son mas maduras, más sólidas. Además cuentan con la vuelta de Stoeckel para completar ese trío de compositores que nos ofrecen esta mágica colección de temas: “return the boy”, “Stupid heart”, “not so”, “got nothing left to hide” “always carry on”, “oh yeah”, “Brand new star” (otro tema de ellos que me recuerdan a Cliff Bennett). “Oh Yeah!” es elegante, atemporal, vibrante y único. Sin duda en posteriores trabajos grabarán grandes canciones y mejorarán la producción pero no han vuelto a ofrecernos un disco tan completo.

CD: BEAT & TORN (1994, BLACK VINYL - BV 12993)

"Beat and Torn" reune convenientemente las primeras grabaciones del grupo. Se trata con toda probabilidad del disco más importante de los Spongetones, porque gracias a él consiguen llegar a más público, ya que estos temas se editaron en tiradas limitadas y distribuidas sobre todo localmente. Así que por un módico precio tienes a tu alcance su contagioso debut "Beat Music" además de su EP "Torn Apart", y de postre incluye un tema inédito de la banda, "This kiss is mine tonight" muy en la línea de lo que hacían por aquel entonces. Que más quieres?. Disco absolutamente imprescindible.

CD: TEXTURAL DRONE THING (1995, BLACK VINYL - BV 12246-2)

Después de su anterior trabajo, poco tenían que demostrar Hoover y compañia para considerarles uno de los mejores conjuntos de las últimas décadas, haciendo POP. Para su siguiente entrega, que vio la luz en 1995, deciden apostar de nuevo por el sello Black Vinyl. El disco está compuesto por 12 canciones (los justos, la verdad es que cada vez soporto menos los discos con más de 10-12 temas) que siguen siendo garantía de buen gusto y saber hacer por parte de los de Charlotte. El problema con TDT es que después del CD “Oh yeah” (toda una obra maestra), el grupo lo tenía difícil para superarse y de hecho no lo consiguen, pero se acercan razonablemente. Además se relajan y alejan un poco de obvias influencias o más bien un mayor espectro de influencias se manifiestan más descaradamente.


Arrancan con gran un tema, “Lámour lá guerre” con un omnipresente órgano incluido. En “Little death” los Spongetones conjuran a los Zombies y añaden un ingrediente bluesero, con unas guitarras de inspiración Clapton-Green, pero salen muy bien parados del experimento (aquí se nota la mano de Walters que estuvo en los 60-70 en algún conjunto de corte Cream-Hendrix, como los GBU). “skinny”, con esos coros a lo Clarke-
Nash-Hicks, supone para ellos un pequeño éxito a nivel local. Los clásicos se suceden, “try to please” o la fabulosa “whenever you´re around”, compuesta conjuntamente por Hoover y el gran Bill Lloyd (que despunta como el momento más memorable de este CD). Sin embargo “spirit World”, “rattle my Chain” o “back seat full moon”, no consiguen motivarme tanto.


En definitiva, Textural Drone Thing resulta ser una obra menor que no obstante, ofrece más que la mayoría de los muchos discos de powerpop grabados actualmente. No es un disco tan equilibrado y completo como “Oh yeah”, pero sin
duda mantienen el pabellón alto.

CD: ODD FELLOWS (2000, GADFLY - )

Estaba convencido que comenzaría este comentario sugiriendo que este es, con probabilidad, uno de los discos más flojos de la discografía de los ´tones pero una nueva escucha pone las cosas en su sitio: estos tíos son incapaces de grabar nada malo.


Eso si, se alejan cada vez más de ese beat que les diera a conocer (sin darle del todo esquinazo), no son tan descarados, y sin embargo no consiguen del todo desvincularse de esa impronta propia, con esos coros y esas melodías. Cada vez suenan más maduros, algo obvio después de las horas de vuelo que llevan como una de las mejores
bandas de power pop del planeta.


Con Odd Fellows, en sus momentos álgidos logran sonar grandiosos, tan bien como cualquier tema grabado anteriormente. Ahí están para corroborarlo con canciones como “you´ll come running back”, donde Hoover y Walters siguen evocando el pasado con unas guitarras muy psicodélicas. Con “Boy meets girl” y la brillante versión que se montan de Sir Paul “On the wings of a nightingale” te das cuenta de cuanto han podido influir en otras bandas a lo largo del tiempo (léase WINNERYS). “eyedoan gedit” me mola un montón, tan r&roll y tan pop a la vez, tan moderno y tan clásico (en cuanto acabe de e
scuchar el tema de nuevo me pongo a Dwight Twighley y los Romantics). Walters nos ofrece este pedazo de tema de poderoso pop británico muy 60´s como es “too much talk”. Me siguen gustando en “dark brown eyes”, y en menor medida en “nightsong” con esas guitarras con trémolo, o “home” (acústicas + Hoover + Honeybus + guitarras tipo Badfinger), pero sin embargo hay otras canciones que para mi, sobran (“Black and white”, “march of the creaming beezers”). Ah, y rematan este CD en plan macarrada con “much too show” a base de modernas guitarras contundentes. Odd Fellows, todo un hallazgo.

CD: BEAT! THE SPONGETONES (2002 autoeditado 011107 )

Aquí tenemos una recopilación de maquetas y demos de toda su carrera,, 6 discos hasta estos momentos, 2002. Encontramos desde primerizas y esqueléticas versiones hasta más elaboradas y casi definitivas tomas. Aunque en un principio pueda parecer un disco menor y solo para SPONGEFANS con una delicada escucha hasta el más pintado powerpopero se ruborizaría ante estas bárbaras joyas y soñaría con pulirlas de distintas maneras.

Los Spongetones tienen su propio estudio de grabación y pasan más horas ahí metidos que en sus propias casas o bares del barrio, y por eso las 25 canciones que han recopilado posiblemente sepan a poco. Han procurado repartir e incluir temas de todos sus discos, desde primerizas cintas que han tenido que ser empapadas para recobrar el oxido hasta más modernas grabaciones ya producidas por Jaime Hoover.

Una delicia de disco y de necesaría adquisición. No te quedes con un copiable y compra el original, por un par de cañas es tuyo: cdbaby.com



CD: NUMBER 9 (2005, LOADED GOAT - )

Otro pasote de disco de los Spongetones y esta vez editado en Loaded Goat. Gran comienzo con “Anyway Town”, donde se ve claramente de donde han mamado grupos como los Winnerys. Con “Alayna”, “bring it all over me” y “other girls” nos recuerda los mejores spongetones del “Beat Music” y “Oh Yeah”; es la misma fórmula de siempre, si cabe, mejor presentada (producción etc): Si funciona, por qué cambiarla?. Son maestros de esta orfebrería pop. “the one that gets you” donde podrían estar compartiendo estudio con los Sneetches. Se muestran más aventurados y con desigual resultado en “cruel and unusual punishment” donde suenan menos retro y mas ochentena, “I dance to you” y “homonym girl”, y en general derrochan talento en cada tema, coronando el cd con una despedida en clave rock “dreaming in english”. Recomendado, como todo lo que hacen.

CD: TOO CLEVER BY HALF (2008, LOADED GOAT - )

Estamos ante el último trabajo de una banda madura, que se resiste a crecer y nunca deja de sorprendernos, aunque esta vez con un resultado más irregular.

El CD editado por Loaded Goat en 2008, está compuesto por 18 temas, algo sorprendente, si bien los chicos no querían desprenderse de ninguno para la ocasión. Sin duda habría quedado mejor desechando alguna canción de la selección. Aún así vemos que no han perdido ese instinto natural para crear memorables melodías. La producción corre a cargo, una vez más, de Jaime Hoover.

Steve Stoeckel aporta el grueso de las composiciones (un total de once). Nos deslumbran con “your entourage” (precioso estribillo, de lo mejor del disco), “I´d love you” (como mola el bajo), “Erica” baladita acústica con un buen ramalazo Macca y estibillo Pete-delliano, “Stalemates” (interesante bossa-beat?), “elvis Doctor” (pseudos-50´s Rock & Roll bajo el tamiz spongetone), “invisible girl”, “too Clever by half”,

Lo encuentro más Rock y menos Roll. O sea, el disco se muestra como un trabajo muy cuidado, con una gran producción y unos músicos que muestran su excepcional nivel en cada corte, aunque en el resultado final, donde no falta algún momento glorioso (no podía ser de otra manera tratándose de un disco de los Spongetones), se echa en falta la frescura y diversión de la primera época. Por supuesto que seguimos encontrando ese influjo beatleliano aquí y allá, aplicado con buen criterio (“I´d love you”, “Erica”, “too clever by half”), pero en general, TCBH resulta menos excitante que anteriores entregas de los Spongetones, lo que no significa que no encuentres aquí un buen conjunto de canciones que exigen tu atención ya!.

con un poco de paciencia se podrá ir disfrutando de estos discos....
más info en comentarios
Estos discos han sido colgados por un tiempo limitado.Haz un favor a la banda y a ti mismo y cómpralos:

The Spongetones CD´s

Please! don´t forget to buy these great albums!!!